Vas a la universidad, estudias, sacas los exámenes, cañas y celebraciones, trabajitos por un lado y por otro para sacar un dinerillo (bien para caprichos, bien para pagar los estudios). Pero acabas la carrera y esa rutina que llevabas de repente cambia, tu situación ya no es la misma.

Ayer estabas feliz porque acabaste ¡por fín! Pero ¿y ahora qué? ¿por dónde empiezo? ¿qué hago?. Te sientes perdidx, desorientadx. Sientes ese vacío que desespera.

¡¡Tranquilx!! No todo es tan negro 😉 

 

1.- Curso de orientación laboral ¿funciona?

Esta duda es normal, pero hacer un curso de orientación laboral en muchos casos ayuda. Hay algunos que son pagos, otros son gratis. En su momento hice uno por la universidad y me vino genial. Es cuestión de probar y exprimir al máximo las opciones que te den.

En estos cursos, entre otras cosas, te ayudan a hacer el curriculum (CV), aprendes a hacer las cartas de presentación, aunque a mi me gusta más llamarlas “Cartas de motivación”: qué te motiva para trabajar en esa empresa, que te mueve, cuáles son tus aspiraciones, qué puedes aportar… Cuenta aquello que no cabe en el CV y que es relevante para el puesto, aquello que te puede diferenciar.

En estos cursos te preparan, además para las entrevistas: típicas preguntas que pueden hacer, qué presencia llevar, te enseñan trucos y también dónde poner el CV. Además proporcionan orientación en cuanto a oposiones o máster. Depende lo que vayas buscando.

 

2.- Mejora tu presencia digital

Nuestro perfil, nuestra huella digital es importantísima. Cuídala porque dará muuuucha información de ti, tanto para bien como para mal.

  • Crea un correo serio: megustalasalsa@hotmail.com o guapo93@hotmail.com quizás no son el mejor correo que puedas tener. Utiliza uno que tenga tu nombre y apellidos, y evita los números.
  • Ten presencia online. Si te gusta escribir, ¡¡¡abre un blog!!! Las oportunidades aumentan, creéme. 
  • Portales de empleo: Infojobs es una de ellas, pero hay más como hacesfalta.org, Hay quienes dicen que no vale la pena, que nunca llaman… a mi me llamaron una vez y valió la pena.

Redes Sociales

No te pieras el vídeo que compartió José en su post del Taller de Identidad Digital

 

  • Cuida tus redes sociales. Muchas empresas y entidades te buscan en las redes sociales, y esa imagen es la que van a percibir de ti.
  • Abre una cuenta profesional en Linkedin y dale uso, tiene funcionalidades que mejorará tu visibilidad.
  • Suscríbete a grupos de Facebook donde se hable de Trabajo Social.
  • Twitter: puedes seguir a profesionales de la rama que ponen noticias relamente interesantes, te enteras de formación, jornadas, de ofertas de empleo… tiene un sinfín de posibilidades que podrás exprimir en tu propio beneficio profesional.

 

3.- Preparar el CV y carta de presentación

Cuando una empresa o entidad saca una oferta de empleo, llegan cientos de curriculums. Este es el primer aspecto a tener en cuenta, por lo tanto piensa como diferenciarte. Ponte en la piel de quien hace la selección ¿qué harías? Te quedarías con aquellos cv que:

  • respetan el formato a lo largo del documento
  • sean claros y ordenados
  • sean directos, sin texto de relleno
  • no más de dos páginas

Importante: no pongas la foto de la orla. Pon una de carnet, una foto profesional. La universidad ya pasó, no eres estudiante, eres profeional.

Otro apunte: tus prácticas de la carrera es experiencia. Los trabajos que has tenido anteriormente, es experiencia, aunque no tenga que ver con el puesto (atención al público, trabajo en equipo…) Eso si, ¡¡no mientas nunca!! No te hace falta.

Las cartas de presentación  o de motivación: el formato varía si se trata de autocandidatura o si se trata de contestación a una oferta de empleo. En cualquier caso, destaca aquellos aspectos importantes de ti que cuadran con los requisitos de la oferta y expresa porqué es tan importante para ti trabajar ahí. 

Personaliza el cv y la carta de presentación para la empresa o entidad a la que vayas a presentarlo, así como adaptarlo a los requisitos exigidos. Investiga, lee sobre esa empresa, conoce bien qué hacen… Demuestra interés, expresa tu motivación para trabajar en ese lugar, y entre tanto CV marcarás la diferencia.

Otro apunte importante: registra los sitios donde has envíado los cv, fechas, qué te han dicho… Al tiempo revisa y valora si ponerte nuevamente en contacto con ellos. 

4.- DAFO

Es una herramienta muy útil cuando buscamos trabajo, pero sobre todo de cara a la entrevista. Conocerse a unx mismx es fundamental (y ya no solo para buscar trabajo).

Determina tus puntos fuertes, las áreas de mejora, qué te diferencia del resto. Tener estos puntos claros te ayudará en la entrevista: podrás contestar cuáles son tus puntos fuertes, tus puntos débiles son puntos a mejorar. Este conocimiento además te dará seguridad, y eso se trasmite 😉 

5.- Entrevistas de trabajo

Algunas de las siguientes anotaciones pueden parecer obviedades, pero las cosas cosas más básicas se nos olvidan:

  1. Importante: saber lo que pone en tu cv. 
  2. Conocimiento de la empresa en la que vas a realizar la entrevista y los requisitos del puesto.
  3. Ropa limpia, con colores neutros, y adaptada al puesto. Pero no vayas disfrazadx, siéntete cómodx. Gafas de sol: al bolso.
  4. Cree en ti. Eso se notará en tu comunicación no verbal. Si entras a esa oficina sitiéndote pequeñx, con la cabeza agachada, hablando bajito… es posible que no seas la persona seleccionada.
  5. Saludar educamente al principio y final de la entrevista. Siempre la mano, si la persona que entrevista da dos besos acceder, pero tu, profesionalidad ante todo.
  6. Deja hablar y contesta a las preguntas.
  7. Se tú. 
  8. Da las gracias!!!

Recuerda: ¡manten la calma! El “no” ya lo tienes, no tienes nada que perder, ¡¡¡todo es ganar!!! ¿Que te equivocas? En la siguiente no cometerás el mismo error, te acordarás 😉

 

6.- Seguir estudiando

Esta es otra opción. Quizás estás pensando en un máster, o en unas oposiciones, o quizás en otra carrera. En cualquiera de los casos piensa: ¿es realmente lo que quiero? Y, por supuesto valora todas las opciones: cualquier máster no vale, todas las oposiciones no te van a gustar, y si eliges otra carrera que sume a la anterior (a no ser que no te guste claro…)

Máster ¿cualquiera?

A veces es la gran escusa para alargar ese momento de búsqueda de trabajo. Una de las cosas importantes que valoro para hacer un máster es si realmente voy a aprender haciéndolo.

Máster y cursos hay miles, pero ¿todos valen realmente la pena? ¿Eso es lo que quieres? ¿Lo haces porque te gusta o porque dicen que aumentan tus posibilidades de encontrar trabajo?

Un máster es una especialidad, por lo tanto si vas a hacer el que está en tu misma universidad, y vas a estudiar uno o dos años más con tus compañeros y compañeras de clase de la carrera, no estás marcando una diferencia respecto al resto.

Otro punto a tener en cuenta: el precio. Los máster por lo general suelen ser carísimos. Así que, para elegirlo recuerda tener en cuenta los siguientes pasos:

  1. Estudia bien el plan de estudio y valora si realmente vas a aprender.
  2. Que sea una especialidad diferente: marca la diferencia con respecto al de compañerxs de la carrera de tu zona
  3. Valora si prefieres un máster oficial o te vale aunque sea un título propio de la universidad.
  4. Valora si se corresponde el precio con lo que te va a aportar.
  5. Infórmate sobre la posibildad de optar a becas.
  6. Piensa si quieres orientarte por esa especialidad
  7. Compagina trabajo y máster, de lo contrario cuándo acabes te econtrarás con la misma crisis “¿qué hago ahora?”

Recuerda que hacer un máster es algo positivo, pero no es la gran solución. No te asegura nada.

Oposiciones

Si lo que quieres es opositar tienes que tener claro que hay que hacer una gran inversión de tiempo sobre todo.

En nuestro caso, si opositas para ayuntamientos, cada oposición es diferente y tienen diferentes temarios, aunque no te desanimes, muchos de los temas son parecidos.

Por otro lado, tienes oposiciones a nivel nacional como las de Instituciones penitenciarias, y otras que son autonómicas como las de Salud. Para estas, te recomendamos buscar una academia y así prepararlas mejor, debido a que son mucho más densas.

Las publicaciones de las oposiciones saldrán en los boletines oficales, no te olvides de revisarlos todos los días.

7.- ¿Es una buena idea hacer un voluntariado?

Pensarás “pero lo que quiero es trabajar no hacer voluntariado” ¡¡Lo se!!!

Cuando estudiamos algo relacionado con el ámbito social, desde que estamos estudiando nos inculcan hacer voluntariado “Será la manera de obtener experiencia” “Así te conocerán y cuando salga un puesto de trabajo, podrás optar a ese puesto con ventaja sobre otras personas”.

Siento decirte que cuando vayas a entregar CV, te encontrarás con gente que diga “para trabajar no, pero si quieres ser voluntaria”. Esa es nuestra realidad… Respira hondo y no te desmotives.

No estoy en contra del voluntariado, ¡para nada! El voluntariado hace una gran labor. Y desde nuestra profesión nos permite probar, tocar algunos ámbitos y ver qué tal, y mientras estamos estudiando o trabajando en otra cosa podemos compaginarlo.Pero eso si, no olvides que es voluntariado.

Estoy en contra del voluntariado que sustituye un puesto de trabajo, donde debería estar unx profesional. El voluntariado en ningún caso es trabajo, ¡es voluntario! Es colaborar, es apoyar a la persona que trabaja, es ayudar.

Si quieres probar esta opción porque te apetece, puedes probar bien en tu ciudad o bien te puedes hacer voluntariados fuera y de paso aprendes otro idioma (inglés, que es el mejor que te va a venir), conoces gente, creces a nivel profesional y personal. La experiencia te enriquecerá en todos los sentidos.

 

8.- Emprender

Hace 4 años fui al XII Congreso Estatal del Trabajo Social, y a parte de aprender muchísimo y conocer a compañeros y compañeras maravillosas, me impactó un chico que expuso su experiencia, Rafael Díaz. 

Él había empezado a trabajar en una funeraria. Si estás leyendo bien, no me he equivocado, en una funeraria. Y es que el Trabajo Social tiene mucho que ver en este campo. Él se presentó allí y explicó lo que podría hacer para la empresa, la importancia de su figura en este ámbito. Literalmente nos levantó del asiento y aplaudimos. La compañera Inmaculada le entrevistó, así que no te la pierdas e inspírate. 

Desde el Trabajo Social estamos capacitadxs para abordar miles de problemáticas, y una frase que a mi me ha quedado bien clara de Ana Hernández Escobar es: “Donde hay personas, hay un trabajador social”. Podemos alcanzar los propósitos que nos pongamos.

Si quieres saber más sobre el ámbito de emprender en nuestra profesión, te dejamos las 6 razones para participar en un programa de emprendimiento. Además asistimos al I Congreso sobre Emprendimiento en el Trabajo Social. Entre muchas profesionales, conocimos a una estudiente de 4º  de carrera que está emprendiendo. Es una opción más que se empieza a comtemplar como opción en nuestra profesión.

 

 

9.- Sal de tu “zona de confort” y viaja, vete fuera

Valora la opción de ir a otro país. Te dará la oportundiad de aprender otro idioma como poco. Al volver, esa experiencia tendrá un valor incalculable. Hay grupos de Facebook en los que puedes encontrar información, como este de Trabajadores Sociales en Inglaterra.

Tener siempre en cuenta:

  • No permitas que te digan que esta profesión no tiene salida, porque si la tiene (hablemos de Trabajo Social, Educación Social, Integración Social, Psicología…).
  • No permitas que digan que no puedes hacer esto o aquello por tu perfil, porque ¡sí puedes! 
  • Exige tu sueldo, porque ¡SI! somos profesionales, y eso se paga. 

Y sobre todo,

  • Haz un buen trabajo, se exigente contigo mismx.
  • Fórmtate continuamente
  • ¡¡¡¡Lee!!!!
  • Asiste a congresos, jornadas… rodéate de compañerxs de la profesión
  • Vete a sitios donde te puedas relacionar con personas de otras disciplinas: harás visible lo que haces, de lo que eres capaz, te abrirás puertas y aprenderás del resto.

 

¿Tienes más dudas? ¿Te podemos ayudar? o por el contrario ¿crees que puedes aportar algo más a esta lista? Te esperamos en los comentarios 😉 

Compartir

¡Comparte tus colegas de profesión!

¿Te interesa lo Social?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.

¿Te interesa lo Social?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.

¿Te interesa el TrabajoSocial?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.