El libro negro de Philomeno

Un libro que como profesional te hace reflexionar, y la trama te sacude

Alejandro es trabajador social y a pesar de que mucha gente piense que es un libro de trabajo social y para profesionales del Trabajo social, no tiene nada que ver. Es un libro que visibiliza el Trabajo Social por desarrollarse en el entorno de los Servicios Sociales, pero de resto es una historia que puede llegar a cualquier persona debido a que no tiene contenido teórico de la profesión, es una novela de intriga, de ficción ¿o no?…

A diferencia de su primer libro “Gallegos, tucanes y trabajadores sociales”, en este segundo libro, el autor cambia de registro y narra la historia de un usuario de Servicios Sociales y el trabajador social. Un escenario, dos personajes principales y toda una gran historia.

“El Libro negro de Philomeno” es una novela corta, quizás de fácil lectura si atendemos a la extensión, vocabulario y redacción, y quizás difícil por el contenido de la historia, por lo duro que pueden parecer algunos pasajes.  

El autor relata la historia de Brais, un trabajador social que se encuentra en su despacho en los Servicios Sociales. En un principio se puede percibir a un profesional que está acomodado, con un comportamiento “típico” de funcionario en el sentido negativo. Sin embargo, irrumpe en su aparente tranquilidad un personaje de lo más peculiar, Philomeno.

Philomeno es un personaje que puede parecer que tiene Asperger y algún que otro trastorno. Como bien dice en uno de sus párrafos “Tengo diagnósticos de todo tipo. Puedo ser lo que usted desee que sea, o lo que yo quiera ser; un ególatra con delirios de grandeza, un retrasado mental con autismo, un asperger con altas capacidades, un esquizoide con alucinaciones auditivas, un oligofrénico sin remedio. Incluso tengo uno guardado muy simpático que afirma que realmente lo que tengo es una especie de deseo onanista insatisfecho. Le doy a elegir, dígame qué diagnóstico quiere y yo mañana se lo traigo”. Y aquí te sorprendes con esa necesidad que nos caracteriza a las personas en general, y a los/as profesionales en particular, de etiquetarlo todo, aunque a veces la realidad no es etiquetable.

Philomeno está relacionado con asesinatos aunque parece que siempre ocurren otros sucesos que hacen que salga ileso de ellos. Se considera un artista y quiere que como tal su arte perdure y sea reconocido, así que tras 15 asesinatos, el objetivo es que la número 16 se convierta en su gran obra maestra. Y, tengo que admitir, que ciertas habilidades si que tiene.

Este personaje llega a ser un tanto repulsivo en ocasiones, y se describen situaciones desagradables que en mi caso me impulsaron a parar de leer, cerrar el libro, coger aliento y continuar leyendo. Es común encontrarnos con personas peculiares, difíciles de tratar, personas que te pueden poner tu paciencia al límite, que tergiversan la realidad, contradictorias… Es en estos momentos donde puedes experimentar esa falta de autocontrol, y donde como profesional tienes que ir aprendiendo a limar ciertas situaciones.

Desde el punto de vista profesional, se aprecian debates entre Brais y Philomeno sobre diferentes realidades, tales como qué usar, diversidad funcional o discapacidad, y el motivo que nos lleva al cambio de terminología; qué es más correcto, clientes o usuarios; las amistades de las redes sociales, son reales o no; las necesidades sociales; la base científica del Trabajo Social… Debates que quizás el autor también encuentra en su cabeza y que invitan a reflexionar. Por otro lado, podemos observar a un trabajador social entrevistando a un usuario, intentando encontrar el origen del problema, parafraseando, escuchando activamente en ocasiones, y en otras un trabajador social rudo, negado a que las cosas se puedan realizar de una manera diferente a lo que él considera correcto…

El autor sí que ha creado una obra de arte. A medida que avanzas crece la intriga, engancha y solo deseas que todo acabe de aquella manera ideal que tu cabeza quiere imaginar. Se pueden experimentar diferentes emociones al leerlo: agobio, nervios, desesperación. Es inquietante y a medida que avanza la lectura, la percepción de los personajes va variando.

Es un libro que como profesional te hace reflexionar, y la trama te sacude.

¿Quieres conocer realmente cuál esa agonía social que presenta este personaje? ¿Quieres descubrir si Brais podrá ayudarlo a conseguir su bienestar? ¿Será el profesional adecuado para acompañarlo en este proceso? O, ¿ya lo has descubierto?

Atrévete y cuéntanos en los comentarios 😉

Si quieres un ejemplar aquí puedes conseguirlo.

Autor: Alejandro Rodríguez Robledillo

Año publicación: 2016

Qué es este libro: narrativo, práctico para el TS

Qué no es este libro: no es la Constitución (¡respira!)

Lo mejor: la trama, te hará sentir una barbaridad de emociones y sentimientos

Lo peor: El personaje de Philomeno es realmente desesperante

Recomendado para:  cualquier persona que sepa leer, que quiera una buena trama hasta el punto de no diferenciar la realidad de lo que puede ser ficción; para profesionales del Trabajo Social porque es importante el análisis que puede aportar.

Tania Mesa Luis

Tania Mesa Luis

Content manager

Bloguera por convicción, trabajadora social por vocación. La comunicación es la clave

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This

Compartir

¡Comparte tus colegas de profesión!

¿Te interesa lo Social?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.

¿Te interesa lo Social?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.