Genograma familiar

Haz un genograma profesional paso a paso

Llega el momento de conocer una familia, o a alguna de las personas que la integran. La entrevistamos, puede que nos cuente muchas cosas o no, quizás no sabe por dónde empezar, quizás se niega a hablar porque no se siente cómoda, quizás es una niña o un niño… de igual forma recogerás información, y quizás muchos nombres de personas, edades, relaciones, etc. Existen distintos tipos de familias, y no solo nos referimos a familias que conviven en el mismo núcleo familiar, sino también tenemos en cuenta a la familia extensa y esas personas anexas a la familia que son de vital importancia en muchos casos. Por lo que la información recogida puede ser liosa. Pero hay una herramienta, que no solo sirve como recogida de datos para rellenar ese apartado en los informes, sino que además aporta mucho más y que tiene un gran valor. Esa es el Genograma. A lo largo del documento reflejaremos cómo hacer un Genograma de una manera clara y dinámica, así como todos los puntos importantes a tener en cuentaNuestro objetivo es abordar todos los aspectos importantes en el estudio de una familia tal y como podrías hacer tú en una primera entrevista.

 

¿Qué es un Genograma?

 

El Genograma es un mapa que contiene la información familiar, en el que mediante signos se describen los integrantes de la familias, las relaciones entre ellos, los eventos importantes y las dinámicas de la familia a lo largo de varias generaciones. A simple vista, proporciona información relevante del caso, ayudando a contextualizar y observar la problemática familiar que pueda existir, dando la opción de poder elaborar hipótesis que ayudan en la planificación e intervención familiar. Es una manera de dar claridad a las complicadas relaciones familiares. El Genograma puede ser modificado adaptándolo a las nuevas realidades que se van dando, por lo que permite además observar la evolución del problema y/o de la familia a lo largo del tiempo.

 

¿Qué es el Genograma en Trabajo Social?

 

El Genograma es una herramienta utilizada por diferentes profesionales, como pueden ser profesionales de la medicina, identificando así patrones de enfermedades mentales y físicas, o terapeutas familiares. Desde el Trabajo Social, el uso del genograma aporta información relevante de la familia y su funcionamiento. Hay profesionales que lo utilizan únicamente para recoger la información sobre la estructura familiar, sin embargo es una herramienta que puede aportar mucho más. En un genograma no solo incluimos al grupo familiar conviviente, sino también a la familia extensa. De hecho, se suelen representar 3 generaciones. En él incluimos a la familia biológica, a la familia legal, y a aquellas personas que son anexos a la familia, miembros que no pertenecen a la misma pero que vivieron con ella o tuvieron un papel importante. Además, cada Genograma será diferente, y representaremos lo que sea relevante para cada caso, destacando aquellos aspectos de interés en la problemática que vamos a abordar. Por lo general, el Genograma se realiza en la primera sesión (o en las primeras sesiones), y después se va actualizando a medida que vamos obteniendo más información o se van dando cambios. La realidad cambia continuamente, por lo que el genograma también, no es estático.

 

¿Por qué utilizar un Genograma?

 

El Genograma proporciona una perspectiva que ayuda a desintoxicar la situación familiar, a reformular ideas, así como a observar la historia familiar y el contexto en el que se desenvuelven, para ver la problemática desde otra perspectiva. Es posible que en muchos casos tengamos un exceso de información y queramos reflejar en el genograma, pero es importante que no perdamos el foco de cual es la problemática a tratar y que el genograma no resulte un esquema lleno de información que no se entienda. Se trata de que sea una herramienta útil. El Genograma no debe usarse fuera del contexto, y es solo una parte a desarrollar dentro del del acompañamiento con la familia, complementando el resto de información. Asimismo, forma parte de los informes sociales que realizamos las trabajadoras y los trabajadores sociales, así como de otros informes tales como informes psicosociales, psicosocioeducativos, de valoración, planes de intervención, etc. Podemos realizar un Genograma de la situación actual, o también podemos realizarlo de un momento del pasado porque se quiera estudiar algo en concreto. O como veremos en nuestro caso, al ser ejemplos, se cogerán casos en un momento del pasado. Por lo que, en estos casos, toda la información será en base a esa fecha elegida: los fallecimientos, edades, sucesos importantes.

 

¿Quién inventó el Genograma?

 

El Genograma surge de la Teoría Familiar Sistémica de Murray Bowen (1978). Bowen (1913- 1990) fue psiquiatra e introdujo a la familia en las terapias con sus pacientes. Pero además, Bowen considera necesario no solo tener en cuenta las interacciones que el individuo mantiene en la actualidad, sino además las dinámicas multigeneracionales de la familia. Poro otro lado, Bowen rechazaba la creación de nuevos conceptos, por lo que a a los Genogramas los llamaba diagramas. Monica McGoldrick y Randy Gerson, autores del libro Genogramas en la Evaluación Familiar, se formaron con Philip Guerrin y Thomas Fogarty en el Centro de Estudios de la Familia de Einstein en Nueva York, quienes a su vez fueron colaboradores y discípulos de Bowen.

 

¿Dónde hacer el Genograma?

 

Cuando entrevistas a la familia, lo ideal es tener un folio Din A3 de tal forma que cuentes con espacio suficiente para plasmar todo lo que cuenten. Tras esta recogida de información se realiza un filtrado y se realiza el genograma “final”. Para ello, el programa que más se suele usar es el GenoPro, el cual es el que utilizaremos a lo largo del documento.

 

Símbolos básicos de un Genograma

 

Para representar a las personas:

Utilizamos el cuadrado para representar a los hombres, y el círculo para representar a las mujeres. Las personas índices son aquellas de las que partimos al hacer el genograma, la persona principal, y se representan con un doble trazado de línea. Por otro lado, cuando una persona está fallecida, se coloca una “x” dentro de la figura junto a la edad a la que falleció, y encima de la figura se coloca a la izquierda la fecha de nacimiento y a la izquierda la fecha de defunción.

 

Figuras básicas

 

Para representar a los hijos e hijas:

 

Los tipos de hijos se suelen representar de diferentes maneras dependiendo de si es hijo o hija, mellizxs, gemelos o gemelas, adoptados o adoptadas, no reconocidos o reconocidas o de crianza.

 

Símbolos para representar a hijos e hijas

 

Hay símbolos especiales cuando: la pareja está embarazada, ha habido muerte fetal, muerte al poco de nacer, aborto espontáneo o aborto provocado.

 

Símbolos especiales

 

Para representar las relaciones familiares:

 

Las personas representadas están unidas por líneas que indican sus relaciones biológicas y legales. En el GenoPro esta función es muy sencilla:

  • picamos con el botón derecho del ratón encima de la línea que une dos personas
  • seleccionamos “relación”
  • elegimos en el desplegable el tipo de relación que une a la pareja

 

Para representar las relaciones emocionales:

Las relaciones que unen a los y las miembros de una familiar pueden ser muy diversas. En el genopro nos muestra una lista muy variada. Hay que poner aquellas más destacadas para el caso que nos ocupa, de lo contrario el genograma podría ser ilegible. En el GenoPro los pasos son los siguientes:

  • seleccionamos la dos personas que queremos unir mediante la relación:
    • control, seleccionamos con botón izquierdo las dos personas
  • botón derecho del ratón y en el desplegable, seleccionar “nueva relación emocional”
  • seleccionar en el siguiente desplegable el tipo de relación

Si se utilizara otro programa o sistema, las líneas de relación pueden variar de un programa a otro. De cualquier manera, sin son poco comunes o las líneas son similares unas de otras, es conveniente añadir una leyenda con su aclaración. De esta forma, podrá interpretarse sin dificultad alguna.

 

Por dónde comenzar a hacer el Genograma

 

Todos los Genogramas no son iguales. Dependiendo de la familia, del recurso del que atiendes a la persona, de los objetivos planteados a priori… hay una información que es fundamental exponer, y otra que sin embargo es secundaria. Eso no quiere decir que en el informe no se recojan todos los datos, solo que en el Genograma plasmamos aquello que pueda ayudar a la o al profesional. Piensa en el genograma como un esquema donde se refleja lo más destacable para el caso. Si se sobrecarga sería difícil su interpretación, y por lo tanto sería una herramienta poco útil.

Para comenzar a realizar el Genograma hay que empezar por entrevistar a la familia. Cuantos más miembros entrevistamos mejor resultado obtendremos, porque aporta no solo mayor información, sino más perspectivas de una misma realidad. Esto puede ser muy útil e importante tener en cuenta a la hora de abordar una problemática familiar. Hay que tener también en cuenta que hay situaciones que la familia puede ocultar, bien por miedo a las consecuencias de que esa información sea conocida, bien por resultar dolorosa, o porque no le dan importancia.

 

Cómo se hace un Genograma

 

Al construir un genograma pasamos por tres fases: el trazado de la estructura familiar, el registro de la información familiar, y el trazo de las relaciones entre los miembros de la familia.

1. Estructura familiar

 

Este es el eje central del Genograma: representa a todos los miembros de la familia y cuáles son las uniones que se producen entre ellos, tanto biológicas como legales, siendo representada la información básica con la simbología antes mencionada. Aquellos genogramas que representemos, que sean extensos y tengan más de tres generaciones, se presupone que las personas del pasado están fallecidas, por lo que no se marcan como fallecidas. Solo indicamos las muertes relevantes.

 

1.1 Relación de pareja

 

Dos personas que tienen una relación están conectadas por líneas horizontales, situando si es una pareja heterosexual, por lo general, al hombre a la izquierda y a la mujer a la derecha;

  • Si tienen una unión de matrimonio, se señala con la “m” seguida del año cuando la pareja contrajo matrimonio
  • Si están en situación de separación por la “s” y el año
  • Si está en situación de divorcio por la “d” y el año

En la línea de unión entre la pareja se señalará cada una de ellas: en convivencia, matrimonio, divorcio, separación… Cuando se han tenido múltiples parejas, resulta más práctico poner el orden de las relaciones de izquierda a derecha, colocando el más reciente en último lugar. Sin embargo, esto se puede complicar cuando cada miembro ha tenido varias parejas e hijos, siendo más factible en estos casos situar la pareja reciente en el centro y las ex-parejas por ambas partes a cada uno de los lados.

 

Representación de parejas múltiples

 

Si las exparejas han tenido o tienen parejas y es un dato relevante, se puede trazar una segunda línea encima de la línea del primer casamiento. Por ejemplo:

 

Representación de exparejas

 

1.2 Orden de los hijos y las hijas

 

Cada hijo o hija pende de la línea que une a la pareja, y se van situando de izquierda a derecha desde el mayor al más joven.

 

Orden de hijxs

 

1.3 Unidades de convivencia

 

Se utilizan líneas de puntos como podemos ver en el ejemplo.

 

Unidades de convivencia

 

En el GenoPro se realiza de la siguiente manera:

  • seleccionar a las personas que conviven en el mismo núcleo familiar
  • botón derecho del ratón
  • en el desplegable seleccionar “nuevo hogar

Hay casos en los que la familia es tan grande, que para que se entienda bien el genograma es necesario poner personas que tienen menos relevancia que nuestros sujetos importantes, en otras posiciones diferentes. Para mejorarlo también visualmente, se pueden seleccionar los personajes secundarios y seleccionar con el botón derecho “Comprimir el árbol”. (Recuerda seleccionar también la línea de relación, de lo contrario no se ajustará al tamaño que queremos).

 

Representación de personajes secundarios

2. Registro de la información familiar

 

Según se va realizando la estructura del genograma también se pueden ir añadiendo los datos. De hecho, en el GenoPro te dan la opción de hacerlo desde el principio (botón derecho del ratón, seleccionar “asistente familiar” y rellenar los datos). La información que vamos a recoger es: información demográfica, información sobre el nivel de funcionamiento de la familia y los sucesos familiares críticos.

 

2.1 Información demográfica

 

  • Nombres y apellidos de los miembros de la familia
  • Fechas de nacimientos y fallecimientos
  • Fechas de matrimonios, divorcios…
  • Niveles educativos
  • Profesión

 

2.2 Información sobre el nivel de funcionamiento de la familia

 

  • Datos médicos
  • Datos emocionales
  • Datos comportamentales

Se tratan de datos medianamente objetivos. Por ejemplo, el consumo de tóxicos, la ausencia en el trabajo o centro educativo, casos de éxito.

 

2.3 Los sucesos familiares críticos

 

Las fechas importantes señalan las transiciones por las que han pasado:

  • Cambios de relaciones
  • Migraciones
  • Fracasos y éxitos

Estos últimos pueden coincidir con la información demográfica, debido a que, por ejemplo, puede existir algún fallecimiento o un nacimiento que supongan un proceso difícil para la familia. Si se considera necesario, se puede poner una cronología al lado del genograma. Esta cronología es una relación de sucesos importantes en la historia de la familia, que pueden ser relevantes para el caso, de tal forma que se ordenan los hechos por fechas. La manera de especificarlo es “año Reseña de lo ocurrido”. Por ejemplo:

1989 La familia se traslada a vivir a España

1990 nacimiento de Antonio (último hijo)

Si el genograma es un documento “individual” dentro del expediente, es importante detallar todos los datos en un documento anexo. Si va como parte de un informe, el resto de información más detallada se especifica en el interior del informe. Por lo que esta cronología no se suele utilizar en este último.

 

3. Trazo de las relaciones entre los miembros de la familia.

 

En la entrevista con la familia, los miembros pueden expresar directamente las relaciones existentes entre unos y otros, o indirectamente mediante comentarios o la evitación de ellos. La observación es una parte fundamental en este apartado, para captar esas situaciones que se pueden estar dando que pueden ser claves del problema. Las relaciones que una persona mantiene con el contexto pueden definir en gran medida a la persona, los problemas que se pueden estar dando y las fortalezas que tiene. Asimismo, se podrá establecer si la familia tiene apoyo o no, si reproduce patrones de comportamiento familiares… En definitiva, se puede detectar el funcionamiento familiar. A veces las relaciones son muy subjetivas, y cada miembro puede tener una visión de la relación diferente a otra. El genograma se puede complicar demasiado, llegando a ser ilegible, por lo que es más productivo señalar sólo aquellas relaciones que sean importantes destacar por ser relevante para el caso. Si aún así no fuera posible, quizás sería más conveniente realizar un genograma anexo únicamente con las relaciones y/o explicarlas en un documento o en el informe del que forma parte el genograma. El genograma, al ser una representación gráfica, ayuda a identificar las pautas de funcionamiento familiar, las presencia de síntomas, las pautas de relación que se repiten de una generación a otra, las coincidencias de fechas (nacimiento y fallecimientos, fallecimientos y aparición de problemas o síntomas de enfermedad…), los momentos del ciclo vital en que se producen determinados acontecimientos (emancipación tardía de hijos e hijas, embarazos o fallecimientos inesperados…).

 

Entrevista tipo para elaborar un genograma

 

La primera entrevista que realizamos con la familia es donde se da una recogida de datos y donde se expone la problemática familiar. Según el clima que se genere o las actitudes que observemos, podremos decidir entrevistar a más o menos familiares. Es importante tener en cuenta que a cuanta mayor cantidad de personas entrevistamos, más información podremos obtener, y más perspectivas de una misma realidad que nos pueden ayudar. Además, estas aportaciones, nos permiten observar las relaciones familiares que se dan. Esto es lo que se conoce como el efecto Rashomon. El tiempo que le dedicamos a la entrevista es conveniente que no sea demasiado largo. Más de una hora es excesivo, debido a que las personas se puede ver saturadas. Si necesitáramos más tiempo es conveniente dividirlo en más días. Al recoger la información es importante empezar desde lo más cercano a lo más lejano:

  • Datos de la familia nuclear, datos de la familia extensa
  • Problema actual. Otras problemáticas en las que se ha visto envuelta la familia que consideran que podrían haber afectado
  • Realizar preguntas sencillas de fácil respuesta. Una vez vamos entrando, podemos realizar preguntas más complejas o que puedan tener mayor contenido emocional.

Hay que tener en cuenta que muchas veces las familias traen una demanda en concreto. Sin embargo, a medida que vamos avanzando, se detectan otras problemáticas, o situaciones que afectan al desarrollo de ese problema. Un ejemplo de preguntas que podemos realizar son:

  • ¿Quiénes viven en el domicilio en la actualidad? Nombre, fechas de nacimiento, a qué se dedican…
  • ¿Hay personas de la familia nuclear que se haya independizado? (hijos/as mayores de edad, o que viven con otros familiares) ¿Mantienen contacto? ¿Cómo es la relación?
  • ¿Cómo es la relación de las personas que viven en la vivienda?
  • Datos de la familia extensa: primero de una parte y luego de otra. Nombre, fecha de nacimiento y de fallecimiento si fuera el caso, a qué se dedica, relaciones…
  • ¿Viven cerca?  ¿Cómo es la relación con ellos?
  • ¿Hay personas importantes para la familia que consideran de apoyo?
  • ¿Cuál es la problemática en la que se encuentran en la actualidad? ¿A que creen que es debido?
  • ¿Desde cuándo se está dando?
  • ¿Quienes conocen el problema?
  • ¿Alguien de la familia ha tenido un problema similar?
  • ¿Han acudido o están acudiendo a otros recursos para su solución?
  • ¿Han ocurrido recientemente acontecimientos importantes o que quieran destacar en la familia?

Hay que tener en cuenta qué información queremos obtener. En la entrevista es importante que las personas se sientan cómodas y que poco a poco se vayan relajando. Avisarlas desde el principio en qué consiste esta primera parte, para que no se sientan violentas ante la situación. Durante la entrevista la observación es fundamental. Podemos detectar si hay personas que no se sienten cómodas hablando con el resto de la familia, o se sienten violentadas. Por lo que podemos indicar que con esas personas tendremos entrevistas individuales. En el caso de menores, es importante proporcionarles ese espacio donde además la entrevista sea más adaptada utilizando recursos como dibujos o juegos (pedir permiso para entrevistar a los y las menores solas). Además, tener en cuenta la perspectiva histórica es importante para trazar la evolución de la familia. Por ejemplo:

  • ¿Cómo reaccionó la familia cuando nació este hijo?
  • ¿Le pusieron el nombre por algún familiar o persona del pasado? ¿Quién en era esa persona?
  • ¿Cuándo emigraron? ¿Cuál fue el motivo?
  • ¿Cómo fue esa adaptación de la familia al nuevo contexto?

De esta manera se puede observar la adaptación de la familia a las nuevas realidades, lo cual nos indica la dinámica que siguen y las costumbres culturales.

 

Interpretación de Genogramas

 

Como hemos visto, los Genogramas sirven para mucho más que para recoger información. En ellos podemos detectar pautas redundantes en los sistemas familiares, pautas de funcionamiento, relaciones y estructuras que continúan o se alternan de una generación a otra. Por lo tanto, es importante atender no solo al contexto actual sino también al histórico. Según Carter (1978) se da un “flujo de ansiedad” en el sistema familiar, el cual puede ser vertical u horizontal.

Para interpretar Genogramas nos basamos en la Teoría de los Sistemas Familiares de Bowen. Estos puntos no hay que seguirlos al pie de la letra, pero si puede servir de guión a tener en cuenta para su evaluación.

1.- Estructura familiar: Permite formular hipótesis sobre cuestiones, roles y relaciones familiares probables basadas en expectativas normativas. En este punto analizamos la composición de hogar, las relaciones fraternas.

2.- Adaptación al ciclo vital: Se refiere a las transiciones en el ciclo vital a las cuales se adapta la familia. Las edades y fechas en el Genograma nos permite ver si los sucesos del ciclo son los epserados. Si no fuera así, habría que idenficar las posibles dificultades.

3. Repetición de pautas a través de las generaciones: Las pautas repetitivas se dan en el funcionamiento, en las relaciones y en la estructura familiar. El reconocer dichas pautas disfuncionales, puede ayudar a las familias a modificar y así no transmitirlas en el futuro.

4. Sucesos de la vida y funcionamiento familiar: Los sucesos de la vida están interconectados con los cambios en el funcionamiento familiar. Al registrar fechas de sucesos, se pueden observar “coincidencias” que en un principio parecían sucesos desconectados. En este punto, uno de los aspectos a destacar es la reacción de aniversario.

5. Pautas vinculares y triángulos: Las pautas vinculares en las familias pueden ser muy diversas. Sin embargo, en el Genograma podemos observar pautas que hay que investigar.

6. Equilibrio y desequilibrio familiar: Se puede observar un equilibrio y desequilibrio en la estrcutura, los roles, el nivel de funcionamiento y los recursos de la familia. Normalmente en una familia se equilibran unas con otras, hay que ver cuáles destacan.

 

Ventajas de realizar un Genograma:

 

  • Al ser una representación gráfica, muestra a la profesional rápidamente la información familiar relevante, debido a que condensa abundante información
  • si conoces la simbología, es rápido, muy visual
  • proporciona una perspectiva sistémica  
  • permite ubicar a cada integrante familiar, lo cual puede resultar complicado en familias grandes, donde han habido muchos divorcios y casamientos
  • proporciona información sobre pautas estructurales y culturales que se repiten de generación en generación
  • ayuda a ordenar la información que aporta la familia
  • permite observar una realidad más globalizada
  • se obtiene una mayor cantidad de datos que pueden ayudar al entendimiento de la realidad, a la valoración y a estructurar la intervención posterior
  • puede ser un recurso para la evaluar de la evolución a lo largo de la intervención
  • ayuda a devolver a la familiar la situación detectada: Hipótesis tentativas, que la familia puede confirmar o desaprobar

 

Ventajas de realizar el Genograma junto con la familia:

 

  • el poder participar activamente en la elaboración, hace que se sientan parte del proceso
  • la familia se siente escuchada
  • Al ser tan gráfico pueden ir situando diferentes acontecimientos, relaciones y personas importantes con mayor claridad, pudiendo aportar información relevante que en un relato pueden llegar a obviar
  • se puede llegar a crear una relación más estrecha con la familia, eliminando barreras que pueden existir en un principio
  • en las primeras entrevistas ayuda a romper el hielo.  Las primeras sesiones pueden ser incómodas para la familias por nervios, incertidumbre, o por el hecho de contar su vida a una persona que en ese momento no es de su confianza. Esta, al ser un ejercicio dinámico y que solicita de su participación activa, puede ser un buen aliado.
  • Se crea una mayor conciencia de la problemática existente, lo que promueve cambios
  • proporciona un acceso rápido a contenidos con fuerte carga emocional (muertes, conflictos…)
  • hace que la perspectiva de la familia cambie, no centrando el problema en una persona, pudiendo observar la problemática desde una perspectiva global – sistémica de la familia.
  • Permite al o la profesional compartir sus hipótesis de tal forma que se puede debatir con la familia aclarando así pautas de funcionamiento, en busca de nuevas soluciones al problema.
  • Los genogramas suelen ayudar a las familias a verse de una manera distinta. Es un manera de unir e implicar a todos los miembros.

 

Inconvenientes de realizar un Genograma

 

Hay casos en los que las familias han pasado por diferentes recursos y profesionales a lo largo de los años. Esta situación provoca que estén cansadas de esta herramienta. Estas situaciones se pueden dar porque:

  • baja estabilidad del personal
  • proyectos por convenios, lo que provoca el cambio de profesionales nuevamente
  • los casos en ocasiones se cierran por estabilidad no por consecución de objetivos, por lo que en un tiempo se volverá a reabrir.
  • familias con múltiples problemas
  • familias atendidas por diferentes recursos incluso al mismo tiempo.

 

Cada familia es diferente, tiene unas peculiaridades e historia. Es importante valorar la situación familiar, descubrir cómo se ha trabajado en otras ocasiones, y valorar si realizar o no el genograma junto a ella o la utilización de otro tipo de herramientas, en cuyo caso el genograma sería una herramienta meramente interna.

 

Si quieres empezar a usarlo y a poner en marcha todo lo aprendido, te puedes descargar el GenoPro aquí. ¡¡Te esperamos en los comentarios!! Si tienes dudas o necesitas más detalles sobre algo en concreto, ¡no dudes en escribirnos! Estaremos encantadas de leerte y ayudarte en todo lo que podamos 😉 

 

Bibliografía:

 

Tania Mesa Luis

Tania Mesa Luis

Trabajadora Social

4 Comentarios

  1. Lupita Carbajal

    Excelente informacion, gran herramienta para un Trabajador Social.

    Responder
    • Tania Mesa Luis

      Muchísimas gracias!! 🙂 Nos alegra mucho que te sirva. Tendremos novedades en este artículo dentro de poco, más completo y con sorpresa jeje Un abrazo!!

      Responder
  2. Aida

    Buen día excelente el funcionamiento del genograma hay posibilidades de ejemplos de familias disfuncionales como madre con hijos y separadas, madres con hijos que dejan a la abuela, otros se los llevan con ellas, parejas con nueva parejas e hijos de sus parejas e hijos de los dos . gracias.

    Responder
    • Irina Paz

      Hola Aída! Muchas gracias por tu comentario, existen muchas posibilidades cuando elaboramos un genograma y todo lo que nos planteas puede quedar reflejado en él. Para hacer referencia a una unidad de convivencia formada por la abuela y un nieto habría que unirlos a través de un círculo, dejando dentro de este solo los que conviven en la misma vivienda, y las parejas nuevas con las que se tienen nuevos hijos se van añadiendo a la derecha, señalando de la misma manera los que mantienen o no convivencia. El genograma al final es una foto de la estructura familiar del momento y es importante que se complemente con información escrita y sea un mini informe sobre los antecedentes o una leyenda que ayude a esclarecer la situación en la que nos encontramos.

      Esperamos que te haya servido, cualquier duda, aquí nos tienes! Un abrazo!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This

Compartir

¡Comparte tus colegas de profesión!

¿Te interesa lo Social?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.

¿Te interesa lo Social?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.