Estás en el último curso del instituto y ya te tocó decidir y escoger qué carrera vas a estudiar. A tus dieciocho años has tomado una de las decisiones más importantes de tu futuro profesional e indudablemente de tu futuro personal. También puede ser que tengas algunos años más, hayas estudiado otra carrera que no te ha convencido, escogieras un ciclo formativo de la rama de social… y un buen día se te pasa por la cabeza “Trabajo Social”. Como ya sabrás y aunque nada es definitivo, que no te quepa duda, si te has decantado por Trabajo Social es por algo, aunque todavía no lo sepas.

Como en otras carreras, lo que estudias en la facultad poco se acerca a la realidad profesional y a lo que va a ser tu día a día como Trabajadorx Social. Por eso aquí te dejamos 7 cosas que nos hubiera gustado saber antes de empezar la carrera y que hemos aprendido en el día a día. De haberlas sabido no hubiésemos cambiado de profesión pero quizás si la hubiéramos afrontado de otra manera.

 

1. La realidad supera la ficción.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia y cuando hablamos de Trabajo Social no es solo una frase hecha, es así. Te contarán historias que hasta que no conoces a sus protagonistas no las vas a creer, te verás haciendo sesiones con personas e incluso con animales como eje central del problema, llegarás a sitios que no sabías que existían, a lo mejor te amenazan, a lo mejor te besan la mano.

No intentes que tu pareja, amigxs y familia entiendan porque te gusta esta profesión, no lo van a hacer. Y para muestra un botón, o un libro mas bien, De gallegos, tucanes y trabajadores sociales, no dudamos que sea totalmente verídico.

 

2. Nunca vas a dejar de formarte.

Si eres de lxs que cuando algo te gusta te implicas y quieres saber más, te va a faltar vida para leer acerca de teorías, modelos, herramientas, manuales de intervención, etc. Y ya no decirte para asistir a jornadas, congresos y eventos relacionados con la profesión.

Estamos totalmente de acuerdo en que la práctica y la experiencia en el día a día es la mejor escuela, pero no olvides nunca que para ofrecer rigurosidad en nuestro trabajo es importante estar informados y actualizados. El mundo social cambia constantemente y no podemos quedarnos obsoletos.

 

3. Te tienes que cuidar.

Esto es lo que más nos cuesta y probablemente lo que más necesitamos. Además de los hábitos saludables que todos conocemos (ejercicio, sueño, alimentación, etc.) es vital tener tiempos de desconexión y de autoconstrucción. Es decir, trabajamos con personas, con personas que no están en su mejor momento y hay veces que sus problemas nos comen.

No somos superhéroes, no podemos abarcarlo todo, llegamos hasta donde nos dejan con los recursos que tenemos y nuestra responsabilidad es ejercer la profesión honestamente sin juzgar ni estigmatizar. Eso no quiere decir que no reivindiquemos, que no luchemos por mejorar la sociedad, el mundo,… pero es importante no fustigarse ni cargar sobre nuestros hombros culpas que no nos corresponden.

 

4. Busca profesionales que te complementen.

Profesionales sí, porque da igual que sean psicólogxs, educadorxs sociales, maestrxs, profesorxs, psiquiatras, enfermerxs, médicxs, administrativxs, técnicxs en animación sociocultural, integradorxs sociales (perdón si nos dejamos a alguien atrás).

Tenemos la suerte de poder trabajar en diferentes áreas y cada especialista te puede aportar y créenos, lo hará, a nivel profesional y personal, experiencias, técnicas, estrategias,… que podrás incluir en tu maleta social. La frase de cada oveja con su pareja no tiene cabida en el Trabajo Social, tu eliges, sólo trabajas o también te enriqueces.

 

5. Valora tu profesión.

En España la profesión no tiene la consideración que tiene en otros países europeos y aunque bien es cierto que los organismo correspondientes son quienes tienen que legislar con respecto a esos aspectos también es cierto que nosotrxs como colectivo profesional también tenemos parte de culpa.

Tenemos poca visibilización, cuando salimos en noticias casi nunca el titular es positivo y la sociedad en general desconoce lo que podemos hacer mas allá de gestionar prestaciones y quitar niñxs. Hay que hacer más ruído y que se vea lo que hacemos, no somos gestores de pobreza, somos promotores de cambios.

 

6. Puedes cobrar por tu trabajo.

Quienes estudiamos esta profesión no la escogimos por prestigio ni por pasta. Pero no olvides nunca que tienes unos conocimientos y un importante valor profesional y seguramente personal también, así que no te sientas mal por poner precio a tu trabajo.

El voluntariado está bien, sobre todo mientras estás estudiando, te acerca a la realidad,  te ayuda a conocer diferentes ámbitos de trabajo pero, como todo, no puede ser eterno. Puedes crecer profesionalmente, desarrollarte, trabajar y por qué no, también ser voluntarix, pero como decíamos en el punto anterior, valórate y hazte valer.

 

7. El trabajo social no tiene límites, los límites los pones tú.

Sí, al Trabajo Social se le presentan nuevos retos, retos cada vez más interesantes y necesarios para evolucionar y crecer. El mundo cambia y tenemos que seguirle el ritmo.

Trabajo Social en empresas, trabajo social en calidad, counselling, coaching, etc., son muchas de las cosas que ya se están haciendo. Si quieres saber más te proponemos que entres en cualquiera de estos posts de socialintweb y de socialint para  macroscopiosistémico, podrás conocer de primera mano un poco más de lo que se está cociendo en España.

 

 

Si tuviéramos que definir en una palabra que es el trabajo social para nosotras sin duda esa sería pasión. No creas que va a ser un camino de rosas, para nada, te toparás con espinas más de una vez y de dos también, pero… ¿qué te vamos a contar? El Trabajo Social engancha

¿Te enganchas con nosotras? ¡Te esperamos en los comentarios!

 

 

Compartir

¡Comparte tus colegas de profesión!

¿Te interesa lo Social?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.

¿Te interesa lo Social?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.

¿Te interesa el TrabajoSocial?

¡Suscríbete a Socialint!

Cada semana sacamos nuevo contenido para profesionales y entidades del ámbito social y en un futuro próximo cursos y eventos online.

¿Quieres sumarte al cambio?

¡Cuéntanos por email que te gustaría recibir!

¡Gracias por suscribirte! Nos vemos dentro, recuerda confirmar el email.